sábado, 4 de octubre de 2014

BOCADITOS CHINOS CALLEJEROS




 
De todos es sabido que la cocina china tradicional es toda una experiencia. Hay que degustar los platos con todos los sentidos. La cultura milenaria china se expresó en el arte y en la gastronomía, que para muchos, es otra forma de arte.
Quiero reunir aquí una muestra de los puestos callejeros que encontré. Me llamaron la atención las piruletas de crujientes camarones con cáscara incluida, y los pinchos de pequeños cangrejos, algo incómodos para comer por la calle.






El pato lacado, un plato imperial, también puede encontrarse en los puestecillos populares. Su color naranja intenso se debe a la salsa hecha de miel y soja, que aplican con un pincel. Aunque creo que los de la foto son muslitos de pollo preparados de forma similar.

Otra posibilidad eran los variados pinchos vegetales con tiras de pimientos, lechuga, zanahoria, setas y otras verduras. Los fideos chinos o noodles, y el arroz acompañan todos los platos.


 
 
 
Por aquí decimos que “todo lo que corre o vuela, a la cazuela”, pero en China habría que añadir todo lo que repta, salta, o todo bicho viviente. Paseando una noche encontramos toda una calle en la que uno de los platos estrella eran las orugas a la plancha, tostaditas y más gruesas que uno de mis dedos. Frescas, eso sí, porque no paraban de moverse en la bandeja.
Acabo con un plato de restaurante, de presentación exquisita: dados de pollo, calabacín y anacardos, acompañados de escarola con una flor lila, delicadeza de la casa.
Buen provecho!


 
© Copyright 2011 Nuria Millet Gallego

No hay comentarios:

Publicar un comentario